Aduanas > Importación

Proceso de importación


Las importaciones cubren las necesidades internas de los países entre otros motivos, por la carencia o insuficiencia de bienes, por su precio o calidad y para aumentar la competitividad en el mercado interior.


12 Dic 2013 - Transhunter.com

Imágen Ficha

Dentro de la Comunidad Económica Europea, la importación de mercancías, dependiendo de su consideración recibe diferentes denominaciones como son las de: entrada, introducción y adquisiciones intracomunitarias.

Las importaciones están reguladas por una serie de medidas entre las que destacan como parte principal: los derechos arancelarios, que son un conjunto de impuestos con los que los países gravan a las mercancías que entran en su territorio procedentes de otros países, con objeto de proteger en parte a los productos nacionales, de la competencia exterior. Y los regímenes de comercio que son las disposiciones legales fijadas para poder realizar las importaciones de las mercancías, dependiendo de su naturaleza, origen, procedencia, etc. aplicando las normas que en cada caso le correspondan.

Evidentemente, en las operaciones de importación intervienen otros factores o elementos necesarios para la realización de las mismas como son: los medios de transporte, las entidades financieras, las compañías de seguros, los puertos, aeropuertos, almacenes y los agentes u operadores necesarios para la correcta ejecución de las mismas.

Para efectuar una importación precisamos básicamente conocer el tipo de mercancía o producto que se desea adquirir, así como su cantidad, peso, volumen, valor , origen, procedencia y destino.

Desde el momento que las mercancías de importación llegan a la aduana, y son introducidas en la misma por la empresa que realiza el transporte, disponen de un tiempo determinado, dependiendo si su introducción ha sido por vía marítima, aérea o terrestre, para que reciban un destino aduanero, siendo los mas usuales: el despacho de importación a libre practica y el despacho de exportación.

Otros destinos aduaneros que pueden recibir las mercancías son: Introducción en deposito aduanero o zona franca, reexportación, abandono y destrucción.