Aduanas > Exportación

Proceso de exportación


La exportación de mercancías es la operación de Comercio Exterior que todos los países tratan de fomentar por ser fundamental para la vida económica de los mismos, ya que favorece el equilibrio de la balanza de pagos.


12 Dic 2013 - Transhunter.com

Imágen Ficha

Se trata de realizar una operación económica mediante la cual, un país vende mercancías y las envía a otros países sacando las mismas de su territorio aduanero, percibiendo como contraprestación una compensación económica o entrada de divisas que recibe de los países compradores.

Así pues, la exportación consiste en transportar un bien al exterior o vender en el extranjero, tratándose de una operación que salvo excepciones, no reviste prácticamente ninguna dificultad, ya que los países exportadores favorecen las mismas, por que contribuyen entre otras cosas a equilibrar el saldo de la balanza de pagos, a mejorar los recursos disponibles y a fomentar el empleo.

Dentro de la Comunidad Económica Europea, ademas de la exportación de mercancías (intercambio comercial con terceros países o no comunitarios), dependiendo del tipo de venta entre los Estados miembros de la comunidad, recibe diferentes denominaciones como son las de: salida (a efectos de impuestos especiales), expedición (a efectos estadisticos) y entregas intracomunitarias (a efectos del IVA).

Aunque todos los países tratan de fomentar sus exportaciones, favoreciendo y agilizando las operaciones en la aduana mediante la supresión de controles, documentos y gravámenes, para realizar una exportación es preciso que se cumplan una serie de formalidades aduaneras, ajustándose siempre a la normativa nacional e internacional establecida para tal fin, que en el caso de las mercancías de libre comercio (que son la mayoría), tan solo se trata de la factura comercial y la declaración a la aduana o DUA de exportación, salvo aquellas mercancías que por sus características precisen de autorizaciones especiales por tratarse de mercancías sujetas a vigilancia administrativa o sometidas a restricciones nacionales o comunitarias.

No obstante, siempre es a aconsejable contar con la colaboración de las entidades financieras y de seguro, y con los agentes y transitarios que colaboraran a encauzar adecuadamente la operación, a través de los medios de transporte mas idóneos y a utilizar las rutas, puertos y aeropuertos mas óptimos y económicos.

Si disponemos de cliente o comprador en un país extranjero, tenemos ajustadas las condiciones de venta y de cobro, conocemos la cantidad de mercancía que le vamos a enviar, su peso, volumen e importe de la venta y utilizamos a los profesionales o colaboradores adecuados (agentes y transitarios) para realizar este tipo de operaciones, el exito de la operación esta prácticamente garantizado.